Un regalo musical

En fechas señaladas siempre es importante poner atención a los pequeños detalles.

Los acontecimientos especiales como la Navidad, con sus eventos familiares y sociales, y sus ineludibles regalos, es una ocasión extraordinaria para desarrollar nuestras habilidades de personalización y dedicación a las personas maravillosas que forman parte de nuestras vidas.

Para nosotros, desde Wood Dream y Bricolópez, la premisa primordial es que el regalo en sí no es lo importante, lo importante es la persona que te lo obsequia.

Y quien obsequia un regalo lo que más desea es que a la persona que realiza el regalo le guste y lo disfrute.

No es fácil conseguir el regalo perfecto. Normalmente pensamos que un regalo caro o exótico es mejor que uno económico o cotidiano. Y normalmente nos equivocamos. Nuestros deseos y, por ende, los de las personas que nos rodean, se centran en objetos que sin ser caros ni exóticos son PERSONALES. El gran acierto en un regalo es que sea muy especial para la persona en concreto que se realiza.

Podemos preguntarnos ¿qué le gusta a esta persona? ¿Cuales son sus aficiones? ¿Qué le apasiona? En base a las respuestas nos acercamos a nuestro objetivo: conseguir el regalo ideal.

Pongamos el supuesto de una persona de mediana edad apasionada de la música desde su juventud. Tiene sus propios instrumentos, una colección de vinilos y CDs digna de un devoto, libros sobre la materia envidia de cualquier experto y ha acudido a los conciertos de la mayoría de grupos de referencia del estilo que profesa.

Puede ser difícil conseguir un regalo concreto y de su agrado, ya que podemos pensar que “lo tiene todo”.

También podemos recurrir a los típicos, aunque mucho menos personales, regalos de electrónica, perfumería o moda. Siempre gustan, pero está claro que el calado emocional entre un regalo “estándar” y uno personalizado no es el mismo.

Volvamos a nuestro supuesto. Su pasión: la música. ¿Cual es su grupo favorito? En este caso el grupo de Rock progresivo King Crimson, pioneros en los años sesenta y setenta de la música experimental. Un grupo muy conocido, con multitud de seguidores, aunque poco famoso en los circuitos de música comercial. Probablemente no lo sabéis pero conocéis sobradamente por lo menos una de sus obras: su canción “21st Century Schizoid Man” de 1969, que fue versionada en 2010 por Kanye West (“Power”) y es la melodía de los anuncios de los perfumes Invictus y Olimpea del aclamado Paco Rabanne .

Volviendo a nuestro objetivo de regalo perfecto, que nos hemos desviado un poco haciendo cultura musical, la persona a la que deseamos sorprender ya ha ido a varios conciertos de King Crimson, tiene toda su discografía y merchandising variado.

¿Qué le podríamos regalar? Pues en este caso se nos ocurrió diseñar un cuadro de madera de alta calidad y serigrafiar la portada de su disco favorito, de su grupo favorito, de su afición favorita.

Impactante, ¿verdad?

 

Hemos hecho un regalo-tributo musical único en el mundo, totalmente personalizado y que consiguió el impacto deseado: una emoción intensa de felicidad en la persona a la que queríamos sorprender. Un regalo sencillo y emotivo a la vez.

En Wood Dream y Bricolópez las personas son lo importante.

Esperamos que os guste tanto como a él y lo disfrutéis.

Y, por supuesto, ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s