Homenaje a París

Siempre hay lugares especiales que encienden los sentidos como si de teas se tratasen. Son los mismos lugares que, pasados los años, quedan retenidos en nuestra memoria y nos hacen sentir revivir sentimientos que nos hacen más humanos.

Si hay un lugar que deslumbra y emociona es París. Ciudad mágica. Ciudad de sueños. Ciudad de romances. Sobretodo ciudad cuna de los diseños y estilos de decoración vanguardistas en cualquier época.

Por ello hoy le rendimos un merecido homenaje con las palabras del poeta Juan Ballester y una tabla de madera de alta calidad serigrafiada con detalle y cariño para la ocasión.

paris.jpg

Siempre queda París para soñar tu cuerpo,
para buscar tu pelo, para hallar tu sonrisa,
siempre queda la magia de recorrer sus calles
mientras los bosques tienen envidia de tus ojos.

Siempre queda París oculto en la recámara,
un proyectil certero para alegrar el alma,
siempre, como una tabla de salvación, nos queda
la opción de ser felices como dos amapolas.

Siempre queda París, la ciudad de las luces,
el lugar donde el tiempo se convierte en alondra,
donde tus dedos bullen y tus labios florecen

y tus palabras suenan a rumor de cascada.
Siempre queda París, sus jardines y plazas,
sus cafés que aún recuerdan el sabor de tu nombre,
los palacios cubiertos de historias, de leyendas,
los andenes del metro donde plantaste besos.

Siempre queda París, la torre Eiffel, Montmartre,
el Louvre, los Inválidos, la Concordia, Pigalle,
el amor que resurge detrás de cada esquina,
la música que espera cada noche de luna.

Siempre queda París, amor, si tú lo quieres,
si te asomas al río tranquilo de mis años,
París para abrazarnos, para esperar cigüeñas,
París eternamente, atado a tu cintura.

piepagwd

Wood Dream en la Maison & Object de París

Nuestro trabajo en serigrafía en madera de alta calidad se expone del 8 al 12 de septiembre en la prestigiosa exhibición de diseño Maison & Object 2017 en París.

Aquí tienes una pequeña muestra de los artículos de mobiliario y decoración que hemos preparado para la ocasión:

¡Gran trabajo!